La directora francesa Céline Sciamma se ha alzado con la Queer palm de Cannes, un premio fuera del circuito que se da a la mejor película de temática LGBT del festival Francés. El jurado, presidido por Sylvie Pialat, ha considerado que Portrait de la jeune fille en feu era mejor que otras opciones como Dolor y Gloria, de Pedro Almodóvar, o Rocketman, el biopic de Elton John.

Así, Sciamma se convierte en la primera mujer que gana este premio. Hasta ahora, grandes nombres del cine como Todd Haynes por Carol o Xavier Dolan por Lawrence Anyways se lo habían llevado a casa, pero siempre habían sido hombres.

La película nos traslada hasta el siglo XVIII. En la Bretaña, una retratista Marianne (Noémie Merlant) se traslada al hogar de Héloïse (Adèle Haenel), para pintarla a ella con su marido, un matrimonio arreglado por su madre (Valeria Golino). Retrato de una mujer en llamas, que así se titulará en español, se estrenará en cines de toda España el próximo 18 de octubre.

Vía: The Advocate