brooke hemphill lesbian for a year lesbiana por un año

La verdad es que a veces hay que reconocerles a algunos artistas su énfasis para llevar a cabo sus creaciones. Como cuando los actores de método se meten tanto en el papel que acaban tumbados en el diván de un psiquiatra porque ya no saben quién son y han perdido la perspectiva de su propio yo. ¿Pero hasta dónde es lícito hacer esto? Es decir, ¿hay límites en la creación? Porque si no los hay, nos encontramos entonces casos como el de Brooke Hemphill, una escritora australiana que «se volvió» (y lo pongo entre comillas, claro) lesbiana durante 12 meses para escribir su libro, titulado Lesbian for a Year (lesbiana por un año), el cual está generando una gran controversia en el país de Asia-Pacífico.

La escritora cuenta que un día cualquiera de 2010 estaba trabajando cuando «inesperadamente» tuvo un rollete con una mujer que desembocó en su deseo de explorar la sexualidad femenina. Así que durante todo un año se dedicó a salir solamente con mujeres, según ella no como un experimento, sino como fruto de la pasión que sentía por escribir un libro sobre ello. Y el resultado es ahora esta novela que, como os decíamos, está levantando muchas ampollas en la comunidad LGBT australiana.

brooke hempfill lesbiana por un año lesbian for a year

«Siempre me ha fascinado el mundo de las citas, las relaciones y el sexo, pero lo que me llevó a escribir este libro fue una experiencia que nunca pensé que me pasaría», ha comentado la escritora de 35 años. «No fue como si un día me levantara y pensara «ok, voy a dedicarme a esto los próximos doce meses», sino que fue algo que pasó. Y tras hablar con otra gente sobre este tema me di cuenta de que muchas personas tienen historias parecidas con las que se pueden sentir identificados o han hecho algo similar, así que decidí escribir un libro sobre ello».

Sí, querida Brooke: a esas personas se les llama heteroflexibles y has de saber que no siempre son aplaudidas por la comunidad LGBT. Quizá de ahí todo el revuelo.

“Es un poco raro y entiendo que muchas personas que se identifican como lesbianas puedan sentirse ofendidas por el título del libro», dijo. «Me han dicho muchas veces en Twitter que no se puede ser lesbiana por un año y que o eres heterosexual o eres bi o lesbiana».

Nosotras siempre decimos que la sexualidad es algo que fluye, aunque no sabemos si tanto como la de esta escritora, que tras su año como lesbiana ha vuelto a su heterosexualidad ahora que ya ha publicado su libro. ¿Oportunismo? ¿Morbo? ¿Absurdo? ¿Servirá para algo esta publicación? Yo no sé qué opinarán las lectoras de HULEMS, pero de veras espero que esto no se vuelva una moda. Que ahora ya me imagino a hordas de heteroflexibles aspirantes a escritora, visitando Chueca en sus noches libres para hacer un trabajo de campo. Oh, bueno… supongo que a habrá alguna soltera por ahí que lo disfrute. Qué sé yo. Pasopalabra.

Vía: DailyTelegraph

17 Comentarios

  1. Para personas como yo a las que blogs o webs como este nos ayudan a conocer mejor a la comunidad LGBT, puedo afirmar que noticias como esta no ayudan para nada a la comunidad. No enunciaré los motivos, sólo diré que tengo una prima de catorce años que ahora mismo está muy confundida con su orientación sexual (por ella empecé a leer este blog) y la verdad es que una noticia como esta no la ayudaría en nada.

  2. No entiendo porqué nos quejamos siempre de que nos etiquetan pero a la vez nos morimos por etiquetar a los demás, la sexualidad es tan diversa y tan complicada que una palabra como heterosexual o lesbiana no deberían definirnos… Por suerte a lo largo de la vida encontramos a personas que nos vuelven el mundo patas arriba, pero ninguna revolución dura eternamente. Y respecto al comentario anterior… Las personas no nos «confundimos» por nuestra orientación sexual, la auténtica confusión es creer que tenemos que identificarnos en una acera o en la otra.

  3. Creo que está más que comprobado que la sexualidad fluye, eso ya lo ha señalado Emma. El problema aquí, desde mi punto de vista, es poner en la portada de un libro que has sido «lesbiana» durante un año. créeme estoy muy deacuerdo contigo, pero desgraciadamente en paises como el mío (Guinea E.) no existe el gris, sino una fuerte tradición africana del blanco y negro. No estoy diciendo que esta señora tenga una responsabilidad para con la comunidad LGBT africana ( que existe), sino más bien tener un poco de tacto solo eso. Me consta que muchas cosas se dan por sentadas, pero las cosas no siempre son lo que parece. Mi prima, cuando tiene tiempo, lee este Blog desde Malabo en un ciber chino donde te puedes meter en páginas occidentales sin que el gobierno te redirija hacia su página oficial. Cuestiones como: «fluidez sexual» o «etiqueta», suenan a chino para la comunidad LGBT tercermundista de la periferia.

    Repito que esta señora no tiene responsabilidad alguna, pero afortunadamente existen blogs como este, que están para señalar que no se es «lesbiana» por un año. Haciendo de esta forma que expresiones como: «heteroflexible», «fluidez dexual» y «bisexual» sean accesibles a las comunidades LGBT que todavía no viven en sociedades liberales. No demos las cosas por sentadas, no nos fijemos sólo en nuestras sociedades o entorno inmediato.

    PD: siento haber soltado toda esta diatriba. Saludos desde España.

  4. Creo que personas como ella dejan, por decir, «mal» ante la sociedad a la comunidad, sobre todo a las bisexuales (las personas desde fuera pueden verlo así). Pero que en fin, da igual, son etiquetas y cada uno hace lo que quiere. No juzgaré si fue oportunismo o lo que sea.

  5. De verdad, no doy crédito, parece que todo vale. Hoy me levanto por la mañana con la bombillita de «hoy me voy a hacer lesbiana por un año» y luego para más trenzar el rizo escribo un libro sobre mis experiencias, creo que se nos va la olla. Y encima recibe críticas y dirá «qué he hecho yo para merecer esto», pues lógico que reciba toda clase de críticas, y no se trata de juzgar o no juzgar, sino de ser coherente con lo que se es o lo que se piensa en la vida. Saludos

  6. OPORTUNISSSMOOOO

    A ver, estamos de moda, si, todas lo sabemos y nos aprovechamos de ello (poniéndonos moradas con pelis, series y libros de temática). Así que por que no un libro con semejante titulo para suscitar todo tipo de debate sobre los estereotipos y las etiquetas LGTB. A mas controversia mas venta, o eso dicen.

    Que lo haya hecho, bueno hay gente que en un momento determinado de su vida le da por explorar, llámalo heteroflexivismo o bisexualidad mal llevada o lo que sea, la tía lo ha aprovechado para escribir un libro. Bien para ella, pero no creo que sea lo mejor para la gente que este hecha un lío en estos momentos, no ayuda nada.

    Ahora, ya os digo yo que si tuviera que escribir yo un libro que se llamase, hetero por un año, no llegaría nunca a la luz porque no duraría ni tres días. Así que no me trago que ella sea heteriisiima de la muerte.

  7. Volvere a ser malvada pero por algo tengo el nick que tengo. Esta idea tiene mas años que la tana. Y no se de que os quejais tanto si tanto os ponen a algunas las heterocuriosas porque asi a grandes rasgos ese libro mas que titularse «lesbiana por un año» se deberia titular «diario de una heterocuriosa». Ahora que lo pienso suena incluso mas comercial…..

  8. No entiendo demasiado el problema que puede suponer un libro como este para la comunidad LGTB de paises desarrollados y mínimamente tolerantes como Australia o España.

    Como «Mundo» señalaba en su comentario hay todavía, por desgracia, muchos sitios donde gente miserable e intolerante se cree con el derecho de juzgar lo que está bien y mal a la hora de amar, lo que es natural y lo que no… y en aras de esas verdades indiscutibles (siempre desde su sesgado punto de vista), primero desprecian y luego persiguen y cazan.

    No seré yo la que juzgue ( qué es mejor, ser hetero, bisexual, lesbiana, flexible, asexual, transexual, pansexual…
    ¿ de verdad son necesarias tantas etiquetas?) .

    Todos/as exploramos ( o nos despistamos o nos desorientamos, o lo que sea) alguna vez en nuestra vida ( ¿ de verdad no conocéis lesbianas que han tenido novio? ¿no conocéis gays que han tenido novia? ¿no conocéis chicas heterosexuales que han tenido novia? )

    Esta escritora ya había tenido algún rollo con mujeres antes de lanzarse a esa aventura. ¿Y qué si quiere experimentar durante un año únicamente con chicas?

    Lo único desafortunado que veo en todo es el título del libro.

  9. A mí también me parece bien que la chica se haya puesto a explorar y haya escrito un libro sobre ello pero ponerle fecha de caducidad a la orientación sexual me parece una chorrada como un piano. Pero es verdad que a lo mejor, más alla de ese título tan desafortunado, el libro trata ideas interesantes.

    Dicho esto, tengo que decir que creo que incluso en países desarrollados y hoy en día considerados tolerantes hay todavía mucho trabajo que hacer y este tipo de títulos no ayudan.

  10. Es tener mucha cara hacer un libro sobre esto como si tal cosa. Hay gente que es sexualmente fluida y no pasa nada, pero luego hay los oportunistas como esta señora, y casos cómo estos son los que los iluminados de derechas señalan para tratar de «convertir» a los que no lo somos. Y qué quieres que te diga, cuando has conocido a chicas lesbianas que las han pasado canutas por su sexualidad (las han apalizado, violado o barbaridades peores) te saltan las ampollas al ver que hay gente que se lo toma como si fuera un camino de rosas del que pueden «entrar» y «salir» cuando les da la gana como si no hubiera problema.

    ¿Esta mujer sabe lo que es salir del armario con tu familia y tener que soportar la tensión que puede conllevar? ¿Sabe lo que es sentirte mal por lo que eres? ¿Tener que aguantar la homofobia? Me juego lo que sea a que no, ¿Así que qué sabe de ser lesbiana? Nada.

    Además, cuando la homosexualidad no era «cool» y los tiempos eran muy difíciles para las lesbianas, ¿dónde estaba esta gente? Seguro que entonces no tenían tantas ganas de subirse al carro de ser «lesbiana por un año», ¿A que no? Me parece vergonzoso que ahora se trate el tema como una moda pasajera, sobretodo de cara a la homosexualidad femenina.

  11. Good Point!!!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Estamos demasiado acostumbrados a ponerle nombre a todo. Casi nunca las cosas son totalmente blancas o negras, hay muchos tonos de gris por el medio.
    A mi no me parece mal que esta señora se haya dedicado a salir con mujeres durante un año, siempre y cuando esas mujeres supieran lo que pretendía y que no fueran tratadas como un experimento

  12. Bueno, yo no entiendo muy bien el mérito del libro. Mira que somos pocas lesbianas… y tenemos muchos ejemplos de ellas que escriben, y no lo son por un año. Espero que Clara Asunción García no nos diga ahora que ha estado de incognito para escribir una enciclopedia jajajaj. El mérito habría estado si el libro se titulase «Lesbiana por un año en Afganistan» y o similar. Esto me parece una sandez, la verdad. Hay mucha gente que escribe sobre asesinos en serie y no se lía a matar peña, si esta mujer se ha dedicado a triscar a diestro y siniestro me parece cojonudo, pero vamos, que no me cuente que ha sido para escribir un libro. Será porque le habrá parecido una ideaca jajajaj El tema sería si por el camino ha utilizado a la gente, porque es muy bonito decir que si no tenemos que etiquetarnos, blablabla, pero ponte que tu (que eres lesbiana sin fecha de caducidad y con sentimientos) conoces a esta mujer, tienes una relación con ella y blablabla y llega un día por la mañana y te dice: «es dos de marzo y acaba mi bolloaño, vete a Alpedrete a escardar cebollinos», pues muy bonito todo vamos. Depende del trabajo de documentación que haya hecho aquí la innovadora.

  13. en la serie «L» hay una escena que siempre me hizo mucha gracia. La directora de la Galería le hace una visita a su mecenas para que subvencione una exposición y esta le dice «no me importa que seas lesbiana, yo fui un año lesbiana» y ahora resulta que aquella tontería la hace realidad una escritora? -no se si lo es- y se pasa un año entre lesbianas sufriendo orgasmos, ternuras y carias… y no murió en el intento, escribió un libro. Hay una rapera de Jaén que vive en Valencia y se llama Bastet que sostiene y yo con ella y otras muchas «la sexualidad no es una opción, viene de serie». Brooke Hemphill bienvenida a nuestro mundo real, ya puedes ir preparando otro libro «Lesbiana por 2 años» Salud.

  14. Eva, totalmente de acuerdo contigo. Y debo añadir que me molesta estas personas que entran en «la moda pasajera» …paso kilómetros de video estilo Shakira, Rihanna,,,, y otras más…. con escenas lésbicas con un únco objetivo de ganar dinero utilizando nuestra causa.

Comments are closed.