Cuando se destapó el caso Weinstein, no sabíamos hasta dónde podía alcanzar. Sospechábamos que habían sido muchas las víctimas, pero no creo que nadie pudiera adivinar la cantidad de actrices y mujeres relacionadas con la industria del cine se han atrevido a dar un paso adelante y a denunciar el acoso y/o abuso al que se vieron sometidas por él.

La última en hablar al respecto ha sido nuestra queridísima Cate Blanchett. Cate pronto dirigirá el jurado de la nueva edición de Cannes, convirtiéndose así en la decimosegunda mujer en hacerlo desde que el festival comenzó allá por el 1946, y ha mantenido una larga pero interesantísima entrevista con Variety donde entre temas con la diversidad o el movimiento #MeToo, ha reconocido que ella también se encuentra entre la, por desgracia, larga lista de víctimas del productor tras la pregunta de la entrevistadora de si había sido acosada también por él o había actuado de manera inapropiada.

Conmigo, sí. Creo que principalmente abusaba, como la mayoría de los deprededaroes sexuales, de las más vulnerables. Lo que digo es que siempre me dio mala espina… Solía decirme, “no somos amigos.” (…) Yo no quería hacer lo que me pedía.

Blanchett responde tajantemente sin dar más explicaciones al respecto A la pregunta de si si volvería a trabajar con Weinstein o con Woody Allen, acusado de abusos por su hija adoptiva, Dylan Farrow, lo tiene claro: “No creo que Harvey vuelva a hacer ninguna película con nadie. (…) Mientras trabajaba [con Woody] no sabía absolutamente nada de lo que estaba pasando, salió posteriormente. (…) Si ese tema no ha sido todavía tratado, estoy totalmente de acuerdo en volver de vuelta a los tribunales, porque ahí está la solución.”

Si hay algo a destacar de Cate durante toda la entrevista es lo firme que se muestra en sus contestaciones y lo convencida que está de que las cosas irán a mejor para las mujeres en la industria del cine desde el punto en el que nos encontramos porque ya no hay marcha atrás.

No vamos a volver al punto cero. Estamos moviéndonos hacia delante desde aquí. Así que creo que es realmente, realmente importante que haya tantas voces como ha habido en la discusión.